Hombro congelado

¿Qué es el hombro congelado?
Hombro congelado es el término popular con que se conoce la capsulitis adhesiva. Es una de las patologías más dolorosas que puede haber en el hombro, junto con la tendinitis cálcica.

Esta enfermedad cursa en 3 fases:
1ª fase: Fase inflamatoria, es la más dolorosa.
2ª fase: Hombro congelado. El dolor disminuye lentamente, pero el brazo queda más rígido, la mano no alcanza la espalda ni la nuca, y no se puede elevar la mano por encima de la cabeza
3ª fase: Descongelación. Poco a poco se va ganando más movilidad hasta que se recupera la práctica totalidad.

Estas tres fases se solapan durante mucho tiempo, y la enfermedad suele durar 12-18 meses…. Se requiere mucha paciencia¡

¿Qué lo produce?
La mayoría de las veces se produce sin traumatismo, de forma espontánea.
Aunque no se sabe la causa que lo produce, sí se sabe que el pronóstico es peor en pacientes diabéticos o con enfermedades como el Dupuytren.
La rigidez de la articulación se debe a que la cápsula articular del hombro pierde su elasticidad, se engruesa y se inflama, limitando mucho la movilidad del hombro.

¿Qué opciones de tratamiento existen?
Dado que se trata de una enfermedad autolimitada (es decir, que igual que ha aparecido, se va), el tratamiento inicial debe de ser conservador, controlando el dolor con analgésicos, manteniendo la movilidad mediante fisioterapia. En las fases más agudas, las infiltraciones ayudan a aliviar el dolor, pero no modifican la duración de la enfermedad.

Artrodilatacion. En casos rebeldes, se puede mejorar mediante la administración de suero salino a altas presiones, que dilatan la cápsula articular. Se realiza habitualmente bajo anestesia, en quirófano.

Movilización bajo anestesia. La movilización de la articulación bajo anestesia es una de las primeras técnicas utilizadas para tratar esta enfermedad. Lo que produce son desgarros en la cápsula articular. Yo no la recomiendo, porque estos desgarros capsulares no se pueden controlar tan bien como durante la liberación artroscópica.

Liberación artroscópica. Aunque se reserva para los casos en los que no han mejorado tras tratamiento conservador prolongado, probablemente es la técnica más efectiva. Requiere un período de fisioterapia posterior para mantener la movilidad lograda durante la cirugía.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *